Proyecto Silma: Empatía, usabilidad y diseño como base de una idea ganadora

Silma-creatividad-en-salud

En la pasada edición del Premio Emprendedoras 2017 se presentaron las ideas finalistas aspirantes a las categorías Premio Idea Emprendedora y Premio Empresa. Estos premios, son iniciativa del ayuntamiento de Madrid para promover el emprendimiento de las mujeres.

El jurado, formado por miembros de Yo Dona, Womenalia, el Centro Universitario de Villa nueva y ASEME eligieron los proyectos ganadores evaluando varios aspectos de las ideas y proyectos finalistas.

El premio a la Mejor Idea se otorgó al proyecto Silma, el cual se trata de un protector de prótesis para miembros superiores que mejora la calidad de vida de quienes padecen este tipo de afección. Un nuevo método colaborativo entre diseñadoras y usuarios, unidos para mejorar el producto centrándose en la usabilidad y la corrección de errores.

De esta forma, tuvimos la oportunidad de hablar sobre el proyecto y el proceso creativo con Marina Rincon y Fanny Basanta fundadoras de Co.

¿Cuál es el motivo por el cual decidisteis realizar un proyecto de este tipo?

El motivo principal fue vivir de cerca el caso de personas que llevan una prótesis, eso te hace ser consciente de los obstáculos diarios a los que se enfrentan y de las carencias a nivel de mercado. La necesidad estética de llevar una prótesis y su incompatibilidad con los trabajos domésticos. Así nació Silma, con la voluntad de aportar algo funcional a algo de carga estética.

Co. salió de ver el potencial de trabajar directamente con las personas que van a utilizar tu producto. Durante el testeo de Silma, nos dimos cuenta de que esta metodología serviría para mejorar la calidad de vida de colectivos pequeños y poco escuchados.

¿Cuánto tiempo os llevó desde la concepción de la idea hasta su materialización?

En el caso de Silma fueron 3 años. Desde el comienzo del proyecto, el testeo de los tipos de material, acabados y métodos de producción. Desde la idea de Co. como empresa hasta la fecha ha pasado 1 año.

¿A qué retos dentro del sector salud os enfrentasteis y cómo los superasteis?

La visibilidad, que la gente entienda el objetivo de Co., que es facilitar productos o servicios a personas con plusvalías a través de medios, charlas, congresos o entrevistas. El mensaje que transmitimos es nuestra prioridad.

Otro retro ha sido la burocracia y el vocabulario legal de la constitución de una empresa. Entender todo en tiempo récord es complicadísimo. Sin Alex, nuestro asesor fiscal esta tarea sería mucho más complicada.

¿Qué implicaciones legales tiene lanzar una idea de este tipo?

Para llegar al mercado necesitas por toda clase de departamentos legales como el marcaje CE.  Además si el producto se considera “medical device”, la agencia legal del medicamento, tendría que aprobar el producto, es algo en lo que estamos trabajando.

¿Cómo podríais vuestra estrategia para llegar a lograr el reconocimiento de la idea?

Las estrategias son muy importantes, pero por mucho que planifiques siempre surgen nuevos retos inesperados que asumir. Lo ideal para nosotras y siguiendo nuestra estrategia hasta ahora, es que en un año tendríamos las primeras ventas con las que los usuarios estén contentos con el producto. Si el caso es el contrario, los usuarios nos sugerirían las mejoras. También tendríamos la oportunidad de entablar nuevas relaciones para otros productos o servicios que tenemos en marcha y pronto saldrán a la luz. .

¿Cómo describirías vuestro proceso creativo?
Nuestro proceso creativo se basa en la observación del usuario. Identificar el foco del problema, qué no funciona. El siguiente paso es observar cómo el usuario se desenvuelve con ese problema, cómo se enfrenta al obstáculo y que otros factores se ven envueltos (en el caso de Silma sería la posición incorrecta o los peligros externos). Una vez entiendes al usuario, puedes empezar a proponer y testear hasta alcanzar la solución más óptima.

¿Cómo se comunica una idea de este tipo para que sea aceptada y apoyada por los diversos sectores?

Con pasión, serenidad y con mucha lógica detrás. Weallare.Co tiene un carácter muy pragmático y siempre nos apoyamos en expertos. Los casos son reales, utilizamos ejemplos visuales y experiencias reales que hacen a los que nos dirigimos confíen en lo que hacemos.

¿Qué aporta Co. a la sociedad?

Aportamos calidad de vida a las personas con alteraciones físicas en su día a día. Queremos enseñar a nuestra sociedad que existen otras realidades que no se ajustan a lo que nosotros creemos que es lo convencional y que debemos respetar.

¿Vuestro siguiente paso? ¿Qué necesitáis para continuar?

Necesitamos colaboraciones de usuarios, asociaciones e inversores, pero lo que más necesitamos ahora es encontrar a personas con carácter Co. que quieran ayudarnos a sacar nuestro proyecto y empresa adelante.

La creatividad puede ser aplicada en todo lo que nos rodea. La capacidad de innovar se abre camino en los sectores más restrictivo para aportar soluciones y mejorar la vida de las personas. 

 Marina Rincon y Fanny Basanta fundadoras de Co.

Marina Rincon y Fanny Basanta fundadoras de Co.

Evoluziona Group

PDG Evoluziona